Corsa

Esta es la razón por la que deberías ducharte con agua fría

07/12/2021

Seguramente lo hayas oído infinidad de veces: ducharse con agua fría o, en su defecto, terminar tus duchas con unos buenos chorros a baja temperatura está lleno de beneficios para tu salud. ¡Y existe evidencia científica al respecto! 

Como sabrás, el ser humano está compuesto en más de un 65% de agua, por lo que puedes imaginar la importancia que tiene para nuestro bienestar. En este caso concreto queremos hablar de la temperatura del agua que utilizas para ducharte

Y es que si bien está demostrado que una ducha caliente antes de acostarte puede ayudarte a relajarte e incluso puede influir en tu descanso, lo cierto es que lo más recomendable es hacerlo con agua fría, entre 18 y 24 grados aproximadamente, y por un periodo corto de no más de 5 minutos. 

¿Cuáles son sus beneficios? Toma nota.

  1. Mejora la salud y el aspecto de nuestro cabello, ya que el agua fría le aporta brillo y es capaz de eliminar las células grasas del cuero cabelludo, por lo que el pelo te durará limpio más tiempo.

  2. Estimula nuestro sistema inmunológico. ¿El motivo? El contraste de temperatura funciona como una especie de ‘despertador’ de las funciones de nuestros órganos.

  3. Activa las terminaciones nerviosas de la piel, por lo que contribuye a activarnos y a llenarnos de energía.

  4. Reactiva la circulación sanguínea gracias a la contracción de las venas que se produce cuando entramos en contacto con el agua fría.

  5. Hidrata nuestra piel, aportándole firmeza y elasticidad.

  6. Nos ayuda a eliminar toxinas e impurezas de la piel.

  7. El agua fría tiene un efecto calmante cuando existen picores o enrojecimiento cutáneo.

  8. Nos ayuda a segregar adrenalina, lo que en general mejora otros problemas como el cansancio o incluso la depresión.

No está mal, ¿verdad? Recuerda acabar tus duchas con un buen chorro de agua fría. ¡Tu salud y tu bienestar te lo agradecerán!