Corsa

La importancia de la hidratación en los mayores

19/07/2019

Lo hemos escuchado por activa y por pasiva: mantener un correcto nivel de hidratación es indispensable para nuestra salud. 

Y es que te lo contábamos en este mismo blog hace un tiempo: estar hidratado es sinónimo de mantener un correcto nivel de eliminación de toxinas, de salud en nuestra piel o nuestras articulaciones o del mantenimiento de una correcta temperatura corporal, entre muchas otras cosas. 

Sin embargo, si existe un colectivo especialmente vulnerable a los problemas derivados de una incorrecta hidratación ese es sin duda el de las personas mayores, quienes especialmente durante los meses de más calor del año pueden sufrir más de un susto por culpa de ello. 

¿Por qué la hidratación es tan importante para los mayores?

  1. Para empezar, porque con el paso de los años nuestro cuerpo pierde la capacidad de detectar la sensación de sed, por lo que corremos más riesgos de sufrir de deshidratación.

  2. Las alteraciones cognitivas que pueden sufrir las personas mayores pueden provocar también problemas de deshidratación, al no ser capaces muchas veces de recordar cuándo fue la última vez que ingirieron agua. Por ello, hay que ir con mucho cuidado si estamos al cargo del bienestar de un mayor.

  3. Especialmente en el caso de las personas con medicación crónica, en muchas ocasiones estos medicamentos pueden presentar efectos diuréticos o laxantes, por lo que existen más posibilidades de que se dé un episodio de deshidratación.

  4. La función renal puede comenzar a fallar a partir de determinada edad, por lo que si esto ocurre se necesitará prestar todavía más atención a la hidratación.

Consejos para asegurar la correcta hidratación de los mayores

Especialmente si estamos al cuidado de una persona mayor, existen una serie de consejos generales que debemos poner en práctica para asegurar su correcta hidratación. 

1.- Hacerles beber siempre un par de vasos de agua a primera hora de la mañana, lo que favorecerá además su tránsito intestinal y les ayudará a mantener unos correctos niveles de hidratación. 

2.- Poner siempre agua a su alcance: especialmente si estas personas sufren problemas de movilidad será muy importante que siempre dispongan de un vaso de agua lleno a su alrededor, lo que además les recordará que deben ingerir ese agua. 

3.- En el caso de que las personas mayores vivan solas, la instalación de un sistema de agua filtrada puede ser una solución perfecta para asegurarnos de que siempre dispongan de agua de calidad en casa sin tener que recurrir a ir a comprar y cargar agua embotellada. Además, este tipo de sistemas está especialmente indicado en dietas asódicas, por ejemplo, por lo que es especialmente recomendable para los mayores. 

4.- Enseñarles que beber líquidos debe ser un hábito diario. Para ello, además, podemos poner recordatorios por la casa que les recuerden que deben estar constantemente hidratándose, especialmente durante los meses de más calor. 

Ya lo sabes: con estos sencillos trucos conseguiremos mantener un correcto nivel de hidratación en nuestros mayores y evitaremos problemas en este sentido.